Hace tiempo que queremos compartir con todos vosotros una maravillosa colección de fotografías de Toledo, pero no actuales, sino del Toledo de finales de 1962 realizadas a través de la visión y la cámara del fotógrafo sueco Åke Åstrand.

Un álbum de fotografías realizadas durante la semana que pasó en nuestra ciudad en noviembre de aquel año, tras terminar sus estudios en la Escuela de fotografía de Estocolmo.

No son típicas fotografías de monumentos ni fiestas locales, son fotografías que reflejan la vida sencilla de los toledanos de aquella época, su vida diaria y sus tareas. Cualquier estampa cotidiana que le llamara la atención podía ser objeto de su interés fotográfico. Por eso muchas de sus instantáneas reproducen escenas llenas de vida, sin poses, cargadas de naturalidad y frescura buscando el encuadre y la luz ideal. Además su calidad artística es innegable.

Esperamos que disfrutéis de las fotografías que nos ha regalado y ya son legado de nuestra ciudad.

Visitad el link para ver las fotografías aquí.